Contemplar

Hay que aprovechar los días de lluvia. Son íntimos. Para uno mismo. Para los sentidos. Para contemplar…

Alhambra