Palacio de Carlos V en esencia

El palacio de Carlos V tiene una característica fundamental y es su planta cuadrada con un patio circular inscrito en él, sin precedentes en el renacimiento.

Esta serie no pretende centrarse en el detalle y ornamento, sino que intenta centrarse en la esencia de dicha arquitectura, el espacio. Por ello, dado el dinamismo del patio circular, las fotos son el producto de una larga exposición mientras caminaba con la cámara por sus galerías y curiosamente por la repetición en círculo de los elementos constructivos, aunque las fotos están, obviamente, movidas, el espacio arquitectónico del patio sigue siendo reconocible. (Al menos yo soy capaz de verlo perfectamente).

Esta foto quedó finalista en el XXII Concurso de Fotografía-Arquitectura 2010 convocado por la Demarcación de Toledo del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha.