Abandono I

Siempre hay esperanza, incluso en los tristes edificios abandonados se puede encontrar una cálida y reconfortante luz.