A quien madruga…

Incluso muy lejos de la línea de costa, uno puede encontrar un faro que le guíe…