Virgen de las Nieves

Una fría noche de verano a más de 2.500 metros de altitud, sin luna, en tiempo de Perseidas, con mi amigo Pepe, con el ISO a tope probando un encuadre con la vía láctea… y escucho la exclamación: «Aaaaala, menuda estrella fugaz!! ¿La has visto?». Y pienso para mi: «¿Dónde?, demasiado tarde… no la he visto, me la he perdido».
A esto que se escucha el clic del obturador que termina su exposición de unos pocos segundos… se ilumina la previsualización de la foto en la cámara y…. una grata sorpresa, no solo he podido ver la estrella fugaz en cuestión, sino que además me la llevo guardada!

Pide un deseo